Interludio musical #4

La tela de tu carne,
Pura como un vestido de novia
Hasta que me envuelva dentro de tus brazos no puedo descansar.
Los santos no me pueden ayudar ahora
Las cuerdas se han desatado
Yo te cazo con los pies sucios por el suelo sepulcral, y aullo.

Ten cuidado, soy tu maldición.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s