El mar

El mar.

¿Quién no ha ido al mar?

Yo muchas veces y sólo dos a la playa.

Todo pasa en mi cabeza, justo cuando

el susodicho pasa por mi cuerpo.

Todo empieza con el calor y termina en humedad;

de sentirlo despacio como arena entre los dedos

pasa a fuerte y recio como las olas de la noche.

Sin saberlo, la suavidad continua del agua

se desdibuja en el deseo mientras

la arena que cubre mi espalda llena

de escozor el alma sofocada

por la playa que cubre

todo y no hay nada más

que brisa de mar.

El mar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s