Discurso # 716

Sabes… Tal vez sea algo que deba callarme y tragarme con los dedos pero no puedo. Cada momento se me atora más en el honor cada letra de lo que tengo por decir.

Son mis tontos discurso de nunca terminar.

Te observo. Sí, de todos los lados y las formas posibles que encuentre. Te observo. Moviéndote, viviéndote y sobre todo, esquivándome. Si tan solo supieras…

Por eso te lo digo de mil maneras cobardes; las únicas armas que tengo. Tú tan allá y yo tan acá. Tú tan tú y yo tan sin tí. Tú tan lejos que yo me muero.

Te lo dije, es algo que me debo de tragar.

¡Ya! Has caso omiso de mis deseos y cállalos con tu distraer; de cualquier manera y sin querer, caigo sin remedio en las telarañas que teje tu pálido ser. No tengo remedio.

…He aquí otro discurso que no sé si decir…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s