¿Me tiene que doler?

¿Me tiene que doler?

Todo es tan similar, casi igual a cuando estabas tú. “¿Crees en el dolor?” Te digo quedo mientras invado tu cuerpo, no contestas con palabras sino el gesto te delata; crees y lo conoces, él te invade desde mi ser.

Pierdo el conocimiento y empieza el vaivén, una y otra vez la sensación es la misma y no hay nada que perder, nada que no sea un poco de alma y calor; me convierto en el monstruo frío de antes, el dolor me absorbe al saberlo: no eres tú, es otro más.

“¿Me tiene que doler?”

Me pregunto al final de todo, mientras caigo a la deriva y te destruyo con placer. Ya no sé qué pensar.

¿Nos tiene que doler?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s