Caerás

Mi alma es una sirena varada que poco a poco muere en la playa de tu cuerpo.

Sombra de mi desdicha deshojada desde el pundonor. Oscuridad persistente de los bosques; miradas frías como tu piel acompañadas de pisadas  fogosas en la nieve de mis adentros.

Sígueme aunque ya estoy muerto.

Bésame hasta no poder más; te desharé con mi llanto hasta inundarte de él. Tú hechizo no es más fuerte que el mío porque las olas de mi destino son más fuertes que tu viento venidero. La espuma de mi mar es tóxica; pruébala y verás.

Envenéname con las espinas de tus flores usurpantes y veloces; en cambio te cubriré de toda  mi nada.

Sígueme, que ya estoy muerto.
Sígueme hasta el infierno.
Sé que caerás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s