Recordarte

Bésame antes de irme, quiero recordarte así, despeinado y alto, todavía ensortijado de placer.

Las sillas desordenadas, el polvo con pelusas, los calcetines del piso y los espejos ladeados de tu departamento quiero recordar, así como lo ví, desde arriba y de lado, mientras abordabas el camino que no quisiera terminar.

Desde el inicio está en el aire, ésto será de una noche; seré lo mejor que hayas tenido en tu cuarto,  algo efímero, sin rostro ni nombre pero agradable y siempre bello, por siempre eterno.

Sé que me recordarás, cuando estés triste o cuando haya un mal amante, mi boca justa y mi cuerpo estricto estará en tu memoria durante las noches. El aroma de mi piel nunca se irá de tu cama y así como ahora, tu cuerpo estará en calma después de invocarme en la noche plateada.

Te sentirás mal a veces, querrás buscarme y encontrarme para seguir con este instante pero no sabrás cómo, recuerda que para tí y para muchos no soy nadie sino otro más en su cama.

Mejor sólo bésame antes de irme, quiero recordarme así, haciendo feliz a un hombre, sabiendo aún que existo.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s