Él

Es que no eres tú,

sino él quién me hace cambiar.

Siempre se oculta pero sale a relucir

y me dislumbra en su traje de neón.

Es él quien me diluye,

es él quien me desvanece;

él me pierde en su bosque

de concreto para encontrarme

luego, perdido entre faroles y postes,

listo para devorarlo sin que tú

lo sepas, mi amor.

Es él quien me condena.

Es él por quién pierdo tu recuerdo.

No soy yo, es él.

Siempre es él, mi amor.

Él.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s