Máximo

He llegado al punto máximo del amor; el odio.

Te odio, mi amor. Te odio profúndamente.

Cada redondez, cada esquina, cada orificio,

lo odio con una pasión desenfrenada.

Tu voz, tu ojos, tus dedos,

cada uno de tus cabellos,

los aborrezco perdidamente.

Cuando callas, cuando hablas,

cuando me ignoras y cuando me

cantas, cada acción tuya me

perturba, me estresa, me mata.

Por todo ésto nunca te dejaré. Nunca.

Todo porque te odio tanto, mi amor.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s