¡Aleluya!

Se me apareció la virgen en tus caderas.

¡Aleluya, aleluya!

Y tierna y amorosa dijo “Come el fruto de su vientre, hijo. Nútrete de sus enseñanzas, crece en sus esfuerzos y que te bendiga con sus aguas”.

¡Aleluya, aleluya!

“No será fácil y muchos te tacharán de poca gloria; recuerda que las obras del Señor son misteriosas” terminó diciendo.

 – Hagáse en mí según su palabra – le dije sumiso.

¡Aleluya, aleluya!

tumblr_mwwhz4nNFt1rc5iywo1_1280

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s